miércoles, 7 de enero de 2015

Arnulfo Domínguez Bello: Asamblea del Mármol y el Bronce: Por Alberto Espinosa Orozco


Arnulfo Domínguez Bello: Asamblea del Mármol y el Bronce:
Por Alberto Espinosa Orozco 








       Arnulfo Domínguez Bello es uno de los grandes escultores del Siglo XIX mexicano injustamente olvidados. Nació en 1886 en la ciudad de Jalapa, Veracruz, y murió en la Ciudad de México en 1948. Estricto contemporáneo del también jalapeño Enrique Guerra (1871-1943), ingresó como estudiante a la ENBA en 1895, siendo pensionado por el gobierno de Veracruz, estudiando escultura con Enrique Antonio Alciati, estando bajo la dirección de Jesús F. Contreras desarrolla en la academia temas del clasicismo greco-latino: como “Teseo venciendo al Minotauro”, “El Juicio de Paris”, “Polixena ante Neoptolomeo”, de 1900. Ganó el Concurso Nacional de Escultura de 1902 por su bajorrelieve “Cabeza de Nerón”. Con su amigo Gerardo Arguelles Bringas y Juan Pacheco pelearon en 1902 en la Academia para que no se redujera la paga a los modelos, por lo que fue estigmatizado de rebelde.
       En 1904 viaja a Europa becado por el gobierno de Veracruz, reuniéndose en París con otros escultores que se perfeccionaban en la ciudad del Sena: Agustín L. Ocampo, Fidencio Nava, Enrique Guerra, Fructuoso Contreras, etc. En París es influenciado por la obra de Auguste Rodin y el realismo modernista. Trabaja escenas del Infierno de Dante, Canto VII y realiza algunos yesos, siendo reportado por los inspectores mejicanos de viajar a Italia.
     1906 realiza una de las primeras obras de crítica social de la estatuaria nacional: “Aprés une greve” (“Después de una huelga”), tallada en granito en la técnica del non finito. La obra fue enviada a México y estuvo por muchos años en el Jardín de Santa Catarina, de donde fue retirada por el GDF, instancia pública que finalmente la donó al MUNAL en 1992. Obra de extraordinario realismo en la que un obrero se encuentra sentado en una roca al lado de unas cadenas rotas, liberado de la máquina y el aparato productivo, con el costal de trabajador echado sobre la cabeza –escultura que llegó a México justo en el tiempo en que se multiplican las protestas y las huelgas en contra de la dictadura de Porfirio Díaz.



      En 1907, además de otras obras loadas en París, como “Fecundité” y “Desolación”, realiza uno de los grandes mármoles de la tradición escultórica nacional, perteneciente ya al decadentismo neoclásico mexicano: “El Dolor” (“La Doloeur”), escultura de un desnudo femenino empotrada en una estela de granito negro destinado a la tumba del pintor a acuafuertista de la Revista Moderna de México: Julio Ruelas (Zacatecas 1870-París 1907).



         Julio Ruelas murió de tuberculosis en París a los 36 años de edad, y habiendo pedido que lo enterraran en el Cementerio de Montparnasse, donde también descansan los cuerpos de Charles Baudelaire, Guy de Maupassant, Samuel Beckett, Emile Cioran, Julio Cortázar, Marguerite Duras, Eugène Ionesco, Simone de Beauvoir, Jean Paul Sartre, César Vallejo, Porfirio Díaz y Carlos Fuentes . Sus amigos el pintor Jorge Enciso y Don Jesús Luján pagaron a Arnulfo Domínguez Bello la escultura funeraria. Se cumplió la última voluntad del pintor y grabador zacatecano, quedando su tumba en la División 26, Línea Este 26, Tumba 16 Norte del cementerio parisino, cerca de la Rue Emile Richard, donde como él lo quiso podía escucharse el ruido de los tacones femeninos caminado por la calle. [1]

















Implcable (Tinta/ Papel 1001) Revista Moderna
Mujer alacrán (Tinta/papel, 29x21 cm, 1904)


Implacable de Amado Nervo
Fragmentos


Y Ella dice envolviendo en el escándalo
de sus vastas pupilas mi alma entera:
“Dios ha muerto… hace mucho… le matamos
Nietzsche y yo, en el azur y en las conciencias.”
Ven, levanta tus ojos al vacío:
¿qué ves?
“La Vía Láctea, sementera
de soles…”
“No por cierto: es su cadáver,
¡el cadáver de Dios en las esferas!”
Y al decir esas cosas naufragaba
mi razón en sus ojos de tinieblas:
esos ojos tan negros y tan grandes
con pestañas tan grandes y tan negras.
...
¡Oh pulpo! Y lo peor es que te amaba,
Que aunque la voz de mi razón austera:
«Apártala de ti, me repetía,
¿no ves que te estrangula y te envenena?»
No la quise atender. Estaba solo
Y tú me acompañaste; mi alma era ignorante y sencilla, y le dijiste:
«Analiza, investiga, canta, crea!»

(Nervo 1901)

       La tumba consiste en una escultura en mármol de Carrara de una mujer vencida, con los cabellos revueltos y desdichada, que representa al alma o a psique, que llora desolada ante la muerte del artista, cerrando para siempre los ojos -conjuntando a la seriedad doliente y el cansancio de la vida las ambiguas perturbaciones del modernismo, que callan ante el definitivo silencio de la muerte. La estela o dolmen de granito que respalda el monumento tiene grabado en la piedra una viñeta de Ruelas, donde un fauno trepado en un árbol toca ante un cuervo su flauta de siete carrizos. En el año del 2007, so pretexto del rescate del predio donde se encuentra la tumba ante los propietarios del cementerio, se llevó a cabo por autoridades del gobierno de Zacatecas una desafortunada intervención de la obra, raspando el dolmen de granito y pintando la escultura de mármol de blanco que yace sobre la lápida de granito, con lo que perdió no sólo su pátina, sino el color ámbar que proporciona el tiempo al mármol.






   



      Viviendo en Paris el escultor Arnulfo Domínguez contrajo matrimonio con la pintora francesa Olimpia Danthu, con quien procreó dos hijos en París, Alicia y Juan. Gracias a su nieta Abi Dominguez sabemos que el escultor regresó junto con su familia francesa a México, en donde tuvieron cuatro hijos más: León, Máximo, José y Alonso, falleciendo la artista Olimpia Danthu muchos años después, en la ciudad de Cuautla, Morelos, por tuberculosis. 
           En 1909 regresa a México, se incorpora al cuerpo docente de la Academia de San Carlos y monta junto a su antiguo amigo Gerardo Arguelles Bringas una exposición, siendo alabado por la crítica por su fuerza de expresión. Miembro de la Sociedad de Pintores y Escultores, fundada por el Dr. Atl en 1910, participa en 1911 en la huelga contra la dirección de Antonio Rivas Mercado en la Academia de San Carlos, que estalla el 28 de julio. Terminada la huelga en 1912 la Unión de Alumnos, Pintores y Escultores logra, como primera medida, que nombren en la ENBA como director de escultura a Arnulfo Domínguez Bello.
       Durante el gobierno de Venustiano Carranza Domínguez Bello es nombrado director de la academia de San Carlos, del 4 de septiembre de 1915 a 1918, subiendo su salario de profesor de $2 409 pesos, a $4 854, siendo por esos tiempos maestros señeros de la academia Germán Gedovius, Leandro Izaguirre, Saturnino Herrán e Inocencio de la Torre, entre otros. Siendo director de la Antigua Academia de San Carlos, Domínguez Bello mandó comprar una réplica en yeso patinado de su propia autoría: “Escultura para el sepulcro de Julio Ruelas”, en 1917, obra que actualmente forma parte de la colección del MUNAL.





       El escultor modernista, que incorporó al arte clásico los elementos y sensibilidad moderna del decadentismo francés. Realizó su actividad creativa entre 1902 y 1920, pasando su obra de una inicial rigidez y frialdad a una evolución notable y de gran sintetismo rodaniano, dejando, entre otras obras: “Fecundidad”, “Desolación”, “Cabeza femenina coronada de hojas”; “Cabeza masculina coronada de hojas”, un retrato de “José María Velazco”, y los bustos de “Santiago Rebull”, “Justo Sierra” y “Miguel Hidalgo”. También se le atribuye el “Monumento a los Héroes del 21 y 22 de abril de 1914”, exhibida por algún tiempo en la Avenida Salvador Díaz Mirón de Veracruz, destruida antes de 1966. Fue maestro, junto con Enrique Guerra, del escultor durangueño Ignacio Asúnsolo, a quien tocó cerrar el gran periodo escultórico modernista mexicano.




“Aprés un grove”
(“Después de la huelga”, granito 1906. 1.22 x .95 x .80 Mtros.)




[1] Julio Ruelas murió en una habitación del Hotel de Suez, en el boulevard de Saint Michele, en donde había muerto 7 años antes Oscar Willde. Afirma alguna versión que al lado de una mujer anónima, rodeado de botellas de champagne, en medio de la inquirida bohemia parisina, el 16 de septiembre de 1907. El día 17 de septiembre del mismo año, su amigo Don Jesús Eugenio Luján compró la fosa donde ahora reposas sus restos mortales, sosteniendo otro relato que éste en compañía de Julio Sesto y Jorge Enciso lo asistieron en sus horas finales, pues se asfixiaba por la tuberculosis teniendo una muerte angustiosa. El pintor, decidido a no volver a México, murió, en efecto, en París, afligido por las criticas lesivas que hacían en su patria de su obra, especialmente dirigidas por el Dr. Atl, con la salud mermada y el temperamento atormentado por la depresión. La escultura “El Dolor”, también conocida como “La Musa del Pintor”, obra que Arnulfo Domínguez Bello labró para la tumba del pintor Julio Ruelas en el Cementerio de Mont Parnasse, en París, expresa el dolor y el abandono padecido en el fondo del alma modernista, como si fuera el alma misma del artista zacatecano Julio Ruelas, de punzante imaginación fantasmagórica, doliente y mórbida.








6 comentarios:

  1. Arnulfo Domínguez Bello tuvo más hijos con Olimpia Danthu, no tuvo solo a Alicia y a Juan, también tuvo a León, Máximo, José y Alfonso en realidad tuvo 6 hijos y lo se porque Arnulfo Domínguez Bello es mi Bisabuelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que maravilla; mil gracias Abi Dominguez por tan fabulosa información.

      Eliminar
  2. Arnulfo Domínguez Bello tuvo más hijos con Olimpia Danthu, no tuvo solo a Alicia y a Juan, también tuvo a León, Máximo, José y Alfonso en realidad tuvo 6 hijos y lo se porque Arnulfo Domínguez Bello es mi Bisabuelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que maravilla; mil gracias Abi Dominguez por tan fabulosa información.

      Eliminar
    2. buenas soy arturo rodriguez slater soy nieto de alicia la primer hija de arnulfo dominguez bello quisiera saber en donde estan mas obras de mi bisaabuelo

      Eliminar
    3. En el MUSEO Nacional de Arte hay estas obras:
      AUTOR: ARNULFO DOMÍNGUEZ BELLO
      TÍTULO: Cabeza femenina coronada de hojas
      DISCIPLINA: Escultura

      AUTOR: ARNULFO DOMÍNGUEZ BELLO
      TÍTULO: Cabeza masculina coronada de hojas
      DISCIPLINA: Escultura

      AUTOR: ARNULFO DOMÍNGUEZ BELLO
      TÍTULO: Después de la huelga
      DISCIPLINA: Escultura

      AUTOR: ARNULFO DOMÍNGUEZ BELLO
      TÍTULO: Escultura para el sepulcro de Julio Ruelas
      DISCIPLINA: Escultura

      AUTOR: ARNULFO DOMÍNGUEZ BELLO
      TÍTULO: Retrato de José María Velasco
      DISCIPLINA: Escultura

      AUTOR: ARNULFO DOMÍNGUEZ BELLO
      TÍTULO: Santiago Rebull
      DISCIPLINA: Escultura

      AUTOR: ARNULFO DOMÍNGUEZ BELLO
      TÍTULO: Santiago Rebull
      DISCIPLINA: Escultura
      Anterior1Siguiente

      Eliminar